Gasto y Pago

Aprende a diferenciar entre Gasto y Pago

Tener un gasto no significa que desembolses en ese momento el dinero. De igual manera que tú facilitas el pago a tus clientes, tú puedes beneficiarte de las facilidades de pago que te dan tus proveedores. Por lo tanto, gasto y pago no es lo mismo.

En qué se diferencia el gasto del pago

Por lo tanto, haciendo alusión a lo anteriormente mencionado, un gasto se produce en el momento en que realizas el pedido del producto o servicio que ha contratado. En cambio, el pago se produce en el momento en el que desembolsas “la pasta”. 

Ambos conceptos: Cobros vs Ingresos y Gastos vs Pagos, justifican que el control de la  TESORERÍA sea ​​tan importante para tu negocio o empresa. Por lo tanto, debes aprender estos cuatro conceptos y sus diferencias, ya que te evitarán muchos problemas y quebraderos de cabeza a lo largo de tu vida.

Ejemplos

A continuación, pondremos un ejemplo para dejar clara cuál es la diferencia entre un Gasto y un Pago.

EJEMPLO 1. Imagina que realizas un pago al contado a tu proveedor (en este caso deberías exigir un descuento por pronto pago).  Por otro lado, a tus clientes les das facilidades de pago, por ejemplo 30-60-90 días. En este caso esa diferencia entre pagos y cobros ocasiona un problema de liquidez. Estás realizando los pagos al contado y cobrando fraccionadamente . Posiblemente tendrás problemas de pago a tus proveedores. Ahora bien, si lo planificas con tiempo y lo prevés puedes saber qué déficit tendrás y tomar medidas. En este caso tu desfase de tesorería es negativo, es decir, no tienes liquidez y la única forma de compensarlo es aportando fondos propios o con financiación externa.

Liquidez
¿Alguna vez has tenido dificultades en atender tus compromisos de pago? Una de los aprendizajes más duros al ser emprendedor es controlar la liquidez económica. Solvencia, liquidez y control de la tesorería explicado de manera fácil.

 

EJEMPLO 2. Imagina que tus proveedores te dan facilidades de pago, por ejemplo a 30-60-90 días. En cambio tu cobras al contado, es decir, venta hecha, venta cobrada. En este caso tendrías un colchón económico y te facilitará el no  tener que solicitar financiación externa. Aquí tus desfases de tesorería son positivos, es decir, tienes excedente de liquidez.

Ahora que ya sabes cuál es la diferencia entre un Gasto y un Pago ¿Cuál es tu caso? ¿Se acerca más al ejemplo 1 o más bien estás en el ejemplo 2?

Reflexiones de la experiencia

NOTA: El ejemplo 2 es el ideal, normalmente ocurre con las ventas al cliente final, como puede ser una tienda o un comercio. Estar encuadrado en este tipo de negocios es peligroso. Es peligroso porque empiezas a ver dinero en cash, en efectivo (recuerda que cobras por anticipado algo que pagas fraccionadamente a tu proveedor) y piensas que TIENES DINERO. No, no tienes dinero, ese dinero que tienes es porque lo debes. Aquí es donde se hace imprescindible tener un buen control de la tesorería y liquidez de tu negocio.

PREGUNTO YO. Con estos artículos estarás haciendo algo parecido a lo que todos los años presenta el ESTADO , los PRESUPUESTOS DEL ESTADO. Es decir, controlar los ingresos y controlar los gastos para conseguir el equilibrio financiero de nuestro negocio. Si lo hacemos mal, nuestro negocio se va a pique. Si lo hace mal el gobierno de turno aumenta el déficit de nuestro país. Que nuestro negocio se vaya a pique implica que las consecuencias las arrastraremos durante años pues proveedores, bancos y administraciones públicas estarán encima de nosotros para PAGAR. ¿Qué consecuencias tienen para los políticos de turno hacer mal su trabajo, qué consecuencias tiene para el político de turno arruinar un país…?

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email