Liquidez en la Empresa

Liquidez económica y solvencia, oxígeno para tu negocio

La liquidez económica es la capacidad que tiene la empresa para conseguir dinero en efectivo con el fin de hacer frente a los pagos a corto plazo. Por tanto, los conceptos de liquidez económica y solvencia están íntimamente relacionados.

La liquidez económica en la empresa está representada por los activos que posee y que son convertibles en efectivo de un modo casi inmediato. Ejemplos claros de esto son los siguientes:

  • Dinero efectivo.
  • Documentos cambiarios como pagarés, cheques.
  • Dinero en cuenta corriente.
  • Stock de productos que se pueden vender rápidamente.

La falta de liquidez ha provocado el cierre de muchas empresas aún teniendo buenos resultados contables y activos sólidos. Si necesitamos demasiado tiempo para convertir nuestros ingresos en efectivo no podremos afrontar nuestros pagos a corto plazo. Si, además, tenemos dificultades para transformar alguno de nuestros activos en liquidez a corto plazo, entonces los problemas se acrecientan.

Cuál es la diferencia entre liquidez y solvencia

Aunque sean términos similares, no son lo mismo. Por un lado, tal y como hemos dicho anteriormente, la liquidez es la capacidad que posee una empresa para convertir los activos en dinero en efectivo de la forma más rápida posible con el objetivo de hacer frente a tus compromisos a corto plazo.

Por otro lado, la solvencia es la capacidad que tiene una empresa de atender a sus deudas pero a medio y largo plazo.

En definitiva, como se puede apreciar son términos muy similares, los cuales resultan complicados de diferenciar, pero si tienes una empresa debes saber diferenciarlos fácilmente.

Liquidez Financiera

La liquidez financiera en tu negocio es equiparable al oxígeno que necesitas para vivir ya que si te falta,  más pronto que tarde terminarás muriendo.

Los problemas de liquidez se pueden corregir, e incluso evitar si se lleva a cabo una buena gestión de nuestra tesorería. La clave está en anticipar desviaciones para tomar decisiones adecuadas en tiempo y forma.

Mientras podamos hacer frente a nuestros compromisos de pago a corto plazo la empresa se mantendrá a flote. La liquidez es el oxígeno para el negocio.

Los seres humanos podemos pasar días sin comer, pero sin aire aguantaríamos pocos minutos. Este ejemplo llevado al mundo empresarial implica que sin liquidez no tenemos oxígeno, y nuestra salud está gravemente en peligro.

Confianza

La falta de liquidez económica supone un perjuicio para nuestra imagen como empresario. Sin liquidez, te verás obligado a solicitar descubiertos (con unos Intereses abusivos), el riesgo de tu negocio aumentará y verás las puertas cerradas de las entidades financieras para acceder a financiación.

Igual ocurre si no pagas a tus trabajadores a tiempo puedes encontrarte con problemas laborales.

Los proveedores pierden la confianza en ti, tus trabajadores y entidades financieras. Tu futuro es incierto y recuperar la confianza cuesta mucho esfuerzo, aquella que rápidamente se pierde.

Por todo lo anterior queda manifiesto que la importancia de la liquidez en tu empresa y negocio, es clave, y saber gestionarla es estratégico. Aunque, si no sabes como mejorar tu liquidez en nuestro blog puedes encontrar un artículo relacionado con este tema.

Si estás interesado en formarte en cómo gestionar la tesorería de tu negocio escríbeme y haré un mini curso gratuito.

Liquidez Financiera

Consejos para mejorar la solvencia de tu negocio

Tal y como hemos dicho anteriormente, ser solvente no es lo mismo que tener liquidez. Por ende, en este apartado te mostraremos una serie de consejos relacionados con mejorar la solvencia de una empresa:

  • Ahorra el 10%. Si tienes un negocio debes tener unos conocimientos mínimos de finanzas, es por ello, que deberás ahorrar por lo menos un 10% de los ingresos que obtiene la empresa mensualmente. De esta forma, si tienes que hacer frente a imprevistos podrás hacerlo gracias al dinero ahorrado.
  • Compra inteligentemente. Pregúntate:
    • ¿De verdad necesito una máquina nueva? ¿No puedo empezar con una de segunda mano?
    • ¿Necesito comprar o simplemente alquilando puedo comenzar a trabajar?
    • ¿Me endeudo para adquirir ese activo? ¿Y si lo hago con fondos propios? ¿ Qué ventajas / inconvenientes tiene una opción u otra?
  • Vende tus facturas. Las pequeñas empresas suelen tener problemas de liquidez, pero si este es tu caso, no te preocupes, dado que existe el Factoring, lo cual te permitirá adelantar el pago de las facturas a cambio de una comisión.
  • Busca diferentes fuentes de ingresos para tu negocio ¿Tu negocio está generando ingresos? ¿Entonces, por qué no creas una estrategia para duplicar esos ingresos? Ser empresario significa buscar diferentes vías para conseguir ganar dinero, y mantener a flote la empresa.

Conclusiones.

La liquidez financiera en tu negocio es equiparable al oxígeno que necesitas para vivir. Aguantarás un poco pero antes que después terminarás muriendo.

Los problemas de liquidez económica se pueden corregir, e incluso evitar , si se lleva a cabo una buena gestión de nuestra tesorería. La clave está en un anticipar desviaciones para tomar decisiones adecuadas en tiempo y forma.

Mientras podamos hacer frente a nuestros compromisos de pago a corto plazo la empresa se mantendrá a flote. La liquidez es el oxigeno para el negocio.

Los seres humanos podemos pasar días sin comer, pero sin aire aguantaríamos pocos minutos. Este ejemplo llevado al mundo empresarial implica que sin liquidez no tenemos oxigeno, y nuestra salud está gravemente en peligro.

 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email