Buen profesional para tu negocio

¿Necesitas un Asesor Fiscal o un Asesor laboral? no te precipites.

Tener buenos asesores en tu negocio es fundamental para el éxito del mismo, por lo que es importante conocer a quién debes elegir para ser tu asesor fiscal o tu asesor laboral.

Y, es que es muy importante no tener problemas con Hacienda y la Seguridad Social, ya que son auténticas máquinas de recaudar. Les da igual todo y cualquier excusa es buena para multar, sobre todo porque están primados por cada sanción que impongan. Así que tener un buen asesor fiscal o asesor laboral es imprescindible hoy en día. Pero , ¿cómo saber si es un buen asesor ? Te lo explicamos en este post.

¿Qué es un asesor fiscal? ¿y uno laboral?

Un asesor fiscal es una persona que se encarga de ayudar a los autónomos y/o empresas en sus obligaciones fiscales y contables, tales como el pago de los impuestos. Por otro lado, un asesor laboral es aquel que se dedica a gestionar toda la parte burocrática que está relacionada con los trabajadores de la empresa.

Cuál es la función de un asesor fiscal o laboral

Normalmente, cuando montamos un negocio elegimos a nuestro asesor por referencia de alguien cercano o porque es amigo, o familiar.

Elegir un buen asesor para tu negocio, nos evitará multas, quebraderos de cabeza y trámites burocráticos. Además de que al poco tiempo de empezar ya tengas ganas de cerrar las puertas. Es fundamental “descargarte y olvidarte” de burocracia y papeleo con buenos asesores. Así podrás centrarte en lo IMPORTANTE, en hacer crecer tu negocio.

Ser un buen asesor implica estar ACTUALIZADO de las normativas que se publican a diario; un buen asesor está especializado en un solo tema, sea fiscal, sea laboral, contable, entre otros.

Por experiencia os digo que huyáis de aquellos que saben de TODO. Mi consejo: contratar un despacho con varios profesionales de cada materia.

Asesor Gestor Abogado contable
Un buen profesional te evitará problemas, quebraderos de cabeza y dinero.

Consejos para elegir un buen asesor para tu negocios.

Es importante saber que los malos asesores están al acecho de incautos, utilizan un discurso preparado para causar buen impacto en el cliente. En muchos casos, su verborrea nos abruma y confunde.

Ten presente que la fórmula, dinero y negocios puede explotar en cualquier momento. Un buen asesor mantendrá la mecha apagada respecto a tus obligaciones legales. Así podrás estar focalizado, como ya he comentado,  en hacer crecer y rentabilizar tu negocio. ¿Pero cómo elegir a un buen asesor, cómo diferenciar los buenos profesionales de los que no lo son?

  • Investiga: habla con sus clientes, que te cuenten su experiencia.
  • Un buen asesor no está haciendo coworking y paseándose para que lo “vean”. Está trabajando y aprendiendo continuamente.
  • Nada de novatos, que sean profesionales “curtidos” en mil batallas.
  • Explican las cosas de forma sencilla, sin tecnicismos para que lo entiendas todo perfectamente.
  • Tienen contactos en la administración a los que recurrirán en caso de que haya algún problema. Me he encontrado con asesores cuya mujer o marido trabajan en Hacienda o en la Seguridad Social….
  • Mi consejo: contratar un despacho con varios profesionales de cada materia.

Burocracia

Al principio te sentirás abrumado por la burocracia, papeleo y normas que existen. Pero no te preocupes, con el tiempo y paciencia te irás haciendo una composición mental. Un buen profesional, un buen asesor tendrá la paciencia y la sabiduría para explicar las cosas de forma llana y sencilla.

Están los «mueve papeles» , los llamo así porque se dedican simplemente a rellenar documentación, a presentarla y llevarla de un sitio a otro.

De hecho, cuando surgen problemas, suelen desaparecer del mapa porque no saben cómo solucionar el “marrón”. Por lo tanto, tardan en dar una respuesta y al final, toca recurrir a un tercero para enmendar lo sucedido.

Un buen profesional sabrá cómo actuar, y si no lo saben rápidamente “tiran” de sus contactos dentro de la administración.

En resumen, llevar la fiscalidad, contabilidad y laboral a nuestro negocio no es imposible junto a expertos. Ten en cuenta que tu negocio es tu patrimonio, donde inviertes tiempo, esfuerzo, dinero y salud. Es tu vida.

Último consejo: este va a ser una de las inversiones que mejor puedes hacer. Aquí el dinero invertido es ORO, no escatimes si puedes permitírtelo.

 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email